miércoles, junio 06, 2007

D de Desierto

Día 1

Una llama intenta morder a Suegra en el desierto de Atacama.

Día 2

A Novio le entra el mal de altura en los geysers del Tatio.

Día 3

Estoy a punto de despeñarme por las murallas en ruinas de Pukara de Lasana intentando tomar fotografías de los petroglifos.

Cuando leí en el tríptico de la agencia de viajes "¡Vive las auténticas aventuras del desierto!" pensé que se referían a otra cosa, la verdad.

5 Comments:

Blogger kancerbero said...

Que conste que llevo muchos días leyéndote en silencio, pero es que en cuanto quiero decir algo, espumarajos verde envidia me impiden decir nada...

Jo, qué bien. Disfruta mucho. No, no. Distruta más.

11:11 a. m.  
Blogger Zuviëh said...

Bueno, pero son aventuras al fin y al cabo. :P

12:13 p. m.  
Blogger cruzcampero said...

Así mismo suena trepidante...
Que de zustos en tres días...
Me parece que el desierto me verá poco, y eso que soy de secano.

4:43 p. m.  
Anonymous Ultrasónica said...

No, no te veo yo a ti muy de andar por rocas y sitios poco firmes...

11:23 p. m.  
Anonymous Superflicka said...

Pues aventuras al fin y al cabo, ¿no?
Jo, si te cuento la de aventuras que tengo yo cada día en la oficina... Entre cero y ninguna, sin ir más lejos ;) ¡Ya quisiera yo andar despeñándome por el desierto! :)

10:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home