jueves, mayo 17, 2007

Historias de la Plaza de Armas

Fruto de mis clases de manualidades y de largas noches insomnes he producido gran cantidad de trabajos de bisutería que ahora me dedico a vender cerca de la Plaza de Armas.
En esta zona se concentran (nos concentramos) una rica variedad de personajes, fauna urbana, que sobre retales de colores exponen (exponemos) distintos tipos de productos para vender.
Mi preferida es, sin lugar a dudas la Sra. Teresa, mi vecina.
La Sra. Teresa vende bufandas y cinturones junto a mi puestecillo de abaloríos de fantasía.
Me cuenta las vicisitudes del negocio: qué hora es la más conveniente para las ventas, en qué días se concentran más consumidores...Pero lo que más le gusta es atormentarme con las historias de lo que puede ocurrir si vienen los carabineros.
Me mira con sus ojillos brillantes y mientras se retuerce las manos, como una ardilla, me cuenta los elevados precios de las multas, la forma brusca en la que te agarran para llevarte a comisaría, que la mayoría de veces te acaban sorprendiendo porque van vestidos de paisanos y resulta difícil reconocerlos...Y se reserva para el final la parte que más le gusta:

- A ti, como eres bonita, te llevarían la primera al furgón - me mira por encima de sus lentes ahumadas- ¿entiendes qué quiero decir,no?
- ¡Deje de asustarme!

Y entonces, esa diminuta mujer, suelta una enorme carcajada.
Y yo, que ya no sé si estoy enfadada, atemorizada o apunto de echarme a reir también, no puedo dejar de preguntarme cómo puede caber tanta voz y tanta mala leche en un cuerpo tan pequeño.

9 Comments:

Blogger teillu said...

jeje Que jashonda, Teresita... :)

Me ha encantado el detalle de las lentes ahumadas, muy gráfico el relato, ea! Felicidades!

Saludetes!!!

2:49 p. m.  
Blogger cruzcampero said...

Que mal rollo...
No puedes cambiar de sitio?
Yo así no podría vivir...

5:48 p. m.  
Blogger coco said...

Si quieres te presento a mi jefe. Yo creo que la mala leche es como un gas. Cuando ocupa a una persona grande, disminuye su presión, y por tanto, su efecto. Pero cuando se comprime en el interior de una persona pequeña... Siempre tienes el recurso de conseguir que suba de temperatura y estalle como una olla a presión.

6:19 p. m.  
Blogger C. said...

oye y porque no vendes la bisutería por internet??seguro que salen menos canas por el estrés!

10:55 a. m.  
Anonymous ivich said...

Que haces tu en Chile??? desde cuando?? Para cuanto tiempo??? Voy Estuve en Chile hace poco por trabajo, no sabia que estabas por ahi :)

Ciao

Ivich

6:27 p. m.  
Blogger Ea! said...

Gracias Teillu.
Cruzcampero: la vida es riesgo.
Coco: jajaja no, no es necesario, te dejo a tu jefe para ti solito.
C: Es una buena propuesta, sólo que yo y las nuevas tecnologías...creo que no casamos muy bien
Ivich: Llevo desde marzo, me quedo hasta julio, si vienes otra vez avisa leñe!

10:43 p. m.  
Anonymous iLaRGi said...

He llegado hasta aqui linkeando varios blogs. Yo tambien suelo hacer cosillas con abalorios de vez en cuando aunque los tengo un poco aparcados a ver si un dia enseñas las cosillas que haces y vendes en ese puestillo que me gustaria verlas. Un saludo ^^

10:55 a. m.  
Blogger natalie said...

por tu comentario y la forma de expresarte debo suponer que estabaas en SANTIAGO DE CHILE verdad... esq soy chilena vivo en españa hace 5 añso y hace un mes me hecho fan de tu blogg me encanta como escribes...
un saludo

9:50 a. m.  
Blogger La perdida said...

En el momento que escribiste eso estabas en Punta Arenas? Es por curiosidad.

6:19 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home