viernes, mayo 12, 2006

Sr. Castrado y otras afecciones

Hace siglos esperaba duchada/depilada/exfoliada/hidratada/maquillada/peinada al Sr. Castrado.
Hace siglos había comprado Marie Brizard para él y había encendido unas velas.
Hace siglos supe de una novia, que yo no quería que tuviera, y una bronca, que yo no quería conocer, en un sms, que yo no quería recibir.
Hace siglos se me corría el rímel mientras comía a cucharadas, rabiosa, una leche condensanda comprada para otros menesteres...


Hoy está enfadado.
Hoy dice que mi silencio le indigna y le decepciona, que le he herido.
Pobre.
Hoy sé que mis niveles de azúcar habrán ascendido para lo que queda de año. Mmmm que dulce sabor el de la venganza.

PD: Perra- Foca tiene gastrointeritis. Ya sabía yo que esa obcecación suya en lamer el plato de ducha no podía traer nada bueno.

5 Comments:

Blogger carlosmondovega said...

No tengo palabras.

11:29 a. m.  
Blogger Yorchus said...

No lo llames venganza. Llámalo justicia. Golosilla ;)

11:32 a. m.  
Anonymous Ultrasónica said...

Mmmmmmmm.
Qué rica la leche condensada!!

6:37 p. m.  
Blogger gasord said...

la venganza es un plato q se sirve frio, dicen no?

2:12 p. m.  
Anonymous El Abuelo Cascarrabias said...

pues que lo meta al micro

6:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home