viernes, julio 21, 2006

Por fin

El Pobre-Conejo ha sido adoptado.
Vivirá en una casa sin tener que soportar los ataques de celos de la Perra-Foca.
Ya no será el Pobre-Conejo.
Finaliza su martirio.


Al Sr. Castrado lo ha dejado la novia.
De momento no vivirá en la casa hipotecada, con jardín y niños.
El sí seguirá siendo el Sr. Castrado.
Finaliza su juego.


El mes de Julio va agonizando.
Viviré unos dias fuera, en el único lugar que quiero estar: contigo.
Seguiré siendo yo, pero también nosotros.
Finaliza mi espera.



Soy una chica tradicional.
Adoro los finales felices.

7 Comments:

Anonymous Gavanido said...

Me temo que si la tradición hubiera impuesto los finales infelices, muchos seríamos unos antitradicionalistas declarados. Por eso siento lástima por la Perra-Foca.

10:34 a. m.  
Blogger El hada que perdió su magia said...

Pobre pobre-conejo... Tantos eran los celos de perra-foca??

11:28 a. m.  
Blogger carlosmondovega said...

Como me gusta el arroz con conejo!!!

11:48 a. m.  
Anonymous Ultrasónica said...

Pero lo que más, lo que más te ha gutado seguro que es lo del Sr. Castrado. Somos víboras, queremos detalles

6:05 p. m.  
Blogger terminus said...

Pues mis felicitaciones a los dos, por fin veo un final feliz. Hala, que dure.

Un Beso

Edu

7:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

12:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

3:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home